Mismas recetas

EL DÍA QUE CAMBIEMOS SE HIZO KIRCHNERISTA

N/A

volvieron las retenciones para todos y todas, el impuesto al trabajo sigue siendo una política de estado y no solo se mantuvo el gasto en planes sociales, sino que se incrementó. Nuevo impulso al programa "Precios Cuidados", criticado por los economistas opositores durante el kirchnerismo.


Las medidas anunciadas hoy por el presidente Mauricio Macri nos remontan a viejas discusiones que tuvieron lugar durante el kirchnerismo,  el decreto se que publicará en el Boletín Oficial oficializará retenciones para  todas las exportaciones de bienes, mientras que las de servicios empezarán a tributar a partir de enero próximo. Pagarán $4 y $3 por dólar, respectivamente.

Ante la falta de dólares al igual que sucedió durante el kirchnerismo en el 2008  cuando se  intentó imponer retenciones al agro a través de la famosa ley 125,  cambiemos ataca al sector productivo de todo el país en la búsqueda de ingresos para el estado.

En aquellas épocas se hizo famoso por cortar rutas con un fuerte apoyo del campo el ex gremialista rural Alfredo De Angeli, quien paradójicamente hoy del otro lado del mostrador sale a defender este tipo de medidas que perjudican al sector que lo catapultó a ser candidato a gobernador por la provincia de Entre Ríos primero y actualmente ser senador por Cambiemos.

Otra de las banderas del kirchnerismo y sobre todo en los últimos períodos encabezados por Cristina Kirchner fueron los tan criticados planes sociales, que eran flanco de críticas de un amplio sector de la sociedad argentina: “Se embarazan por un plan” era una respuesta automática cuando se hablaba de la Asignación Universal por Hijo”; “Así compran votos”, algunos ejemplos de las respuestas propiciadas por el ideario colectivo. El gobierno macrista no sólo sostuvo los programas de asistencialismo recién mencionados sino que hoy el presidente Macri anunció dos bonos del programa demonizado por los sectores más conservadores (buena parte de su electorado).

“En mi gobierno los trabajadores no van a pagar impuesto a las ganancias” fue una de las frases que repitió durante toda la campaña electoral del 2015 el actual presidente. Fiel al estilo kirchnerista mantuvo el impuesto al trabajo, pero no es un dato menor que sí disminuyó los impuestos a la riqueza por bienes en el exterior, beneficiando así a varios funcionarios de su gabinete que poseen  fortunas en dólares fuera del país que ellos mismos gobiernan y en el que piden que inversores crean.

Precios Cuidados, el programa lanzado por el kirchnerismo para intentar contener la inflación y llevar un riguroso control de precios en productos seleccionados de la canasta básica, también se mantiene durante el macrismo, pese a que todos los economistas "liberales" de la oposición no creen en la eficacia que pueda tener el estado controlando los precios de las empresas en la baja de la inflación. En los anuncios del presidente de ayer, se anunció un "refuerzo" del programa focalizado en la canasta básica de alimentos.

Los hechos recientes demuestran que al final el kirchnerismo y el macrismo son dos caras de la misma moneda.

Comentarios