Primer mes de gobierno

El FMI sobre la gestión de Fernández: "Argentina se va moviendo en una dirección positiva"

Economía

El director para el Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, resaltó los primeros pasos de la gestión de Gobierno de Alberto Fernández


El director para el Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, resaltó este jueves que el Gobierno de Alberto Fernández "se va moviendo en una dirección positiva", ya que ha anunciado medidas cuidando "que las cuentas fiscales no se vean afectadas".

 

"El Gobierno argentino ha anunciado medidas importantes para proteger a los más vulnerables y tratar de estabilizar la situación, en un contexto en el que las cuentas fiscales no se vean afectadas", sostuvo el directivo.

 

En ese sentido, evaluó que "cualquier aumento del gasto para atender estos objetivos debe ir de la mano de un aumento de ingresos, que lo financie de manera sana".

 

En declaraciones al canal CNN, Werner aseguró que el Fondo Monetario espera de la Argentina un plan económico "más detallado de mediano plazo".

 

"Estamos observando lo que están haciendo; todavía un plan más detallado de mediano plazo no está en la mesa, pero llevan menos de un mes en el Gobierno. No obstante, estas primeras medidas nos hacen ver que el Gobierno se va moviendo en una dirección positiva", resaltó.

 

Werner subrayó, además, que "es importante que tengamos un diálogo ya más profundo, más detallado; y como lo expresó el ministro (de Economía, Martín Guzmán) y el propio presidente (Alberto) Fernández, ellos sienten que están listos para empezar a tener un diálogo con nosotros".

 

El Gobierno quiere presentar en el corto plazo un plan para reestructurar los vencimientos de deuda: para ello debe negociar con el FMI (que es el principal acreedor del país) y también con los bonistas privados.  

 


En su exposición frente a la Asamblea Legislativa, el 10 de diciembre último, Fernández dijo que "no hay pago de deuda que se pueda sostener si el país no crece".

 

En esa ocasión, también expresó que "buscaremos una relación constructiva y cooperativa con el FMI y con nuestros acreedores. Resolver el problema de esta deuda insostenible no es una situación de ganar una disputa a nadie. El país tiene voluntad de pagar, pero carece de la capacidad de hacerlo".

 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, deberá renegociar los vencimientos de deuda, cuyos plazos están concentrados entre 2021 y 2023, lo que torna esos compromisos impagables.

 

Las negociaciones tendrán en una primera etapa reestructurar la deuda con los tenedores de bonos del sector privado y luego habrá que discutir con el Fondo una prórroga para empezar a pagar el préstamo que le otorgó el organismo al macrismo.

 

De los 57.000 millones de dólares acordados, el FMI desembolsó 48.000 millones que tuvieron como destino la fuga de capitales.

 

El Gobierno de Alberto Fernández prefirió no pedir los fondos que quedaban pendientes del acuerdo y renegociar las condiciones de repago, pero a partir de la generación genuina de divisas con el comercio exterior.

 

Además, lanzó un plan de emergencia económica y social que atendió algunas urgencias pero que también definió un esquema de generación de recursos para mantener a raya las cuentas, algo que cayó entre los burócratas del Fondo.

"Esto es que para cada aumento del gasto para atender estos objetivos vaya de la mano de un aumento de ingresos que lo financie de manera sana", señaló Werner en la entrevista, de la cual sólo se conocieron algunos fragmentos. La charla completa se difundirá este domingo.

 

Apenas asumió el Frente de Todos, Werner había reclamado conocer el plan económico del nuevo gobierno y se puso a disposición para "ayudar básicamente a Argentina en el diseño de su nuevo programa para que vuelva al crecimiento, para reducir la inflación".

 

En realidad, el FMI buscó marcarle la cancha a una administración condicionada por el acuerdo stand-by que firmó Macri.

 

Por el momento, el Gobierno puso en stand-by al Fondo y se focalizó en otras medidas más urgentes.

 

"Un plan de mediano plazo no está en la mesa pero llevan menos de un mes en el Gobierno. Sin embargo, diría que estas medidas nos hacen ver que el gobierno se va moviendo en una dirección positiva", afirmó Werner.

 

"Es importante que tengamos un diálogo más profundo y detallado. Como lo expresó el ministro y el mismo presidente Fernández, ellos sienten que estarán listos para tener un diálogo con nosotros", concluyó el directivo en el video de poco más de un minuto de adelanto de la entrevista.

Comentarios