Bovril

Intendente de Cambiemos no paga sueldos a empleados pero cobra 300.000 pesos por mes

Municipios

El intendente de Bovril, Fabián Valenzuela, percibe una remuneración "básica" de 175.000 pesos mensuales, más 125.000 en concepto de dudosos "gastos de representación". Además de esa exorbitante suma, cobrará gastos de movilidad, gastos de cortesía y otros 250.000 pesos que tiene mensualmente a su disposición para "otros servicios". A los empleados del Municipio les debe sueldo de diciembre y aguinaldo, y a los concejales les adeuda 11 meses de dieta. Todo lo que el Municipio recaude este año por Tasa Inmobiliaria irá al bolsillo del intendente.


 

El intendente de Bovril, una pequeña localidad del departamento La Paz -según el Censo 2010 tiene menos de 10 mil habitantes- que atraviesa hace más un año una delicadísima situación económico-financiera, cobra uno de los sueldos más abultados de la provincia.

 

Se trata del radical Víctor Fabián Valenzuela (Cambiemos), que asumió el 10 de diciembre y hasta ese momento ocupó el cargo de secretario de Gobierno y Hacienda del exintendente Alfredo Blochinger, del mismo partido. 

 

Mientras un empleado municipal de la categoría 10 en Bovril tiene un salario básico de alrededor de diez mil pesos, y pese a que el Municipio aún no pagó los sueldos correspondientes a diciembre ni el aguinaldo, el intendente Valenzuela tiene asignada una sideral e increíble suma mensual que supera los 600 mil pesos. MÁS DE 7 MILLONES AL AÑO.

 

En efecto, tal como surge de la Ordenanza Presupuestaria que chequeó NOTICIAUNO, el intendente Valenzuela tiene asignada una remuneración “básica” de 175.000 pesos mensuales (el equivalente a 7 sueldos de $24.904 que corresponden a la categoría 1 del escalafón municipal).

 

Además de la remuneración por el cargo de intendente, Valenzuela cobra otra cifra, también exorbitante, en concepto de “gastos de representación”: $ 125.000 mensuales más.

 

Así figura en la planilla de Erogaciones anexa al Presupuesto 2020, que destina a “Gastos de Representación DEM (Departamento Ejecutivo Municipal)” la cifra de $1.500.000 anuales. Divido en 12 meses, arroja esos 125 mil pesos por mes.

 

Es decir: 175.000  (remuneración)+ 125.000 (gastos de representación)= 300.000 PESOS POR MES.

 

Por si esto fuera poco, aparte del abultadísimo ingreso mensual (que triplica el sueldo del intendente de la capital provincial y el de la segunda ciudad más importante de la provincia, Concordia), el jefe comunal de Bovril dispondrá por mes, según lo fija el Presupuesto local, de:

 

$68.750 mensuales en concepto de “viáticos y movilidad” ($825.000 al año)

$31.250 mensuales para gastos de “cortesía y homenajes” ($375.000 al año)

 


Es decir que entre sueldo básico ($175.000) gastos de representación ($125.000), viáticos ($68.750), y gastos de cortesía y homenajes ($31.250), Valenzuela embolsará la cifra de 400.000 PESOS POR MES.

 

Para mayor asombro y como si las finanzas de Bovril estuvieran holgadas, el Ejecutivo tiene asignadas otras partidas, elevadísimas, que podrá gastar a discreción. Se trata de los famosos “servicios no personales” que figuran en todos los presupuestos y se gastan sin rendir cuentas a nadie, ni a los concejales de la ciudad.

 

Para “otros servicios” Valenzuela tiene asignados 3 millones de pesos extras al año. Es decir, otros 250.000 pesos mensuales.

 

Más dinero para que gaste el intendente

En plena crisis y con sueldos atrasados, el Presupuesto municipal de Bovril autoriza al intendente a gastar:

En “Elementos y útiles diversos”: $7 millones.

En “Honorarios a Terceros”: $2.900.000.

En “Correo y Teléfonos”: $1.200.000

En “Muebles”: $200.000.

En “Máquinas de oficina”: $400.000

En “Publicidad y Propaganda”: $500.000

 

Valenzuela no es ajeno a la crisis del Estado municipal.  Participó de la anterior gestión de gobierno. Fue secretario de Gobierno y Hacienda de su antecesor, el exintendente Blochinger, también de Cambiemos.

 

Mientras embolsa una cifra sideral, Valenzuela le pide a su pueblo “paciencia”.

 

Promediando ya el mes de enero, no les pagó a los empleados del Municipio ni el sueldo de diciembre ni el aguinaldo. Sólo les hizo un “pago a cuenta” de 5 mil pesos que recibieron los trabajadores de planta y contratados.

 

Tal es la crisis del Municipio de Bovril que a los concejales les deben 11 meses de sueldo. Es por ello que cuando asumió, el intendente les propuso pagarles los 11 meses atrasados en 11 cuotas. Es decir que este año, el Concejo Deliberante deberá pagar sueldos dobles: uno para los concejales que asumieron el 10 de diciembre y otro para los concejales que antes de esa fecha no cobraron por casi un año, mientras Valenzuela era secretario de Gobierno y Hacienda.

 

Según indicaron fuentes del Concejo Deliberante a Noticiauno, esa propuesta fue rechazada por tres ediles que decidieron plantear el reclamo directamente en vía judicial.

 

Valenzuela hizo el intento para cobrar aún más

 

El día que ganó las elecciones Valenzuela prometió "un gobierno que cambiará la forma de hacer política".

 

Sin embargo, al día siguiente de asumir, el 11 de diciembre, intentó aumentarse el abultado sueldo que cobra.

 

Firmó el decreto 010/19 -al que accedió Noticiauno- mediante el cual convocó al Concejo Deliberante a sesiones extraordinarias “para dar urgente tratamiento a diversos temas de interés municipal”, entre ellos figura en el punto 4: “Tratamiento de Proyecto de Ordenanza fijándose remuneración del Presidente Municipal y Vicepresidente Municipal”.

 

En el artículo 1 de ese proyecto de ordenanza de autoría del propio Ejecutivo, el intendente pidió al Concejo que su remuneración (básica) fuera equivalente a 9 sueldos de la categoría 1 del escalafón General. El sueldo de la categoría 1 del escalafón general ronda hoy los 24 mil pesos. Es decir que Valenzuela intentó que los concejales le aprobaran una remuneración básica de $ 216.000 (más gastos de representación, más viáticos, más lo que percibe por “otros servicios”, etc).

 

 

Todo lo que se recaude de Tasa Inmobiliaria irá al bolsillo del intendente


La suma que el intendente podrá embolsar este año (por todo concepto) supera los 7 millones.

 

La misma cantidad de dinero que piensa recaudar el municipio de sus vecinos en concepto de Tasa General Inmobiliaria, según el Presupuesto 2020, chequeó NOTICIAUNO.

Para dimensionar la magnitud del gasto que representa el intendente (sin mencionar el resto de sus funcionarios) para los contribuyentes de Bovril, vale comparar las prioridades del Municipio que surgen del presupuesto. Solo para citar algunos ejemplos:

7 millones para Valenzuela, 3 millones para mantenimiento de las calles de la ciudad.

7 millones para Valenzuela, 3 millones y medio para un centro de salud.

7 millones para Valenzuela, 1.200.000 para remodelar el Hogar de Menores

Comentarios